Noticias

Jueves, 05 Noviembre 2015 16:16

Las claves para entender el Decreto de Autoconsumo Español

| | |

El Consejo de Ministros español aprobó en octubre el Real Decreto que regula las condiciones administrativas, técnicas y económicas para el suministro y la producción de electricidad con autoconsumo. Este establece un marco normativo donde se garantiza la sostenibilidad económica del sistema y el reparto adecuado de las cargas del sistema. Para los españoles que defienden las ERNC, se trata de un decreto que no impulsa la energía solar; burocratizaría el proceso de instalaciones FV.

Les presentamos las claves de la polémica normativa española.

- Contiene dos modalidades de autoconsumo. Una primera para instalaciones menores a 100 kW de potencia, que pueden verter a la red el sobrante de energía, pero que no puede vender esa energía. Una segunda modalidad, para instalaciones de más de 100 kW que sí permite vender el excedente. Para ello, los autoproductores tienen que estar inscritos en el registro de productores de electricidad. El precio al que se podría vender esa energía no autoconsumida es el precio horario del pool.

- Un autoconsumidor conectado al sistema eléctrico no pagará por la energía que autoproduce, ni tampoco por los impuestos asociados ni las pérdidas del sistema. Pero sí tendrá que hacer frente a cargos por transporte y distribución de energía, los llamados costos del sistema (que incluyen la deuda para hacer frente al déficit tarifario, los costos extrapeninsulares, los pagos por capacidad y los incentivos a las renovables). El autoconsumidor no pagará ni el importe de la energía, ni el IVA, ni el impuesto especial de electricidad. Para el Ministerio de Industria y Energía español, si los autoconsumidores no contribuyeran a estos costos del sistema, estos deberían repartirse entonces entre el resto de consumidores que no autoconsumen, elevando así su factura. “Esta situación sería injusta –señala el Ministerio– puesto que los costos generales del sistema nada tienen que ver con el hecho de que se esté autoconsumiendo o no. Y sería además regresiva puesto, que serían los consumidores más vulnerables los que tienen más dificultades para autoconsumir”. Se dan dos excepciones que no tendrán que hacer frente a estos cargos: los consumidores en las islas, ya que el autoconsumo sí permite reducir el costo de generación en estos territorios suponiendo un ahorro para el conjunto de los consumidores. Y los pequeños consumidores de potencia contratada hasta 10 kW.

.

Leído 895 veces

Dejar un comentario

Buscador de noticias

Noticias Destacadas