Noticias

Lunes, 26 Octubre 2015 00:58

Acesol Llama al Comité Consultivo de "Energía 2050" a incluir Generación Distribuida en Lineamientos Estratégicos

| | |

Aunque señala que una de las brechas existentes es el escaso grado de avance de la generación distribuida con ERNC, esta no es considerada particularmente dentro de los lineamientos estratégicos.

El Comité Consultivo de Energía 2050 dio a conocer su Hoja de Ruta, "Hacia Una Energía Sustentable e Inclusiva", impulsada por el Ministerio de Energía y que apunta a un futuro energético bajo en emisiones, costos competitivos, inclusivos y sustentable.

La Hoja de Ruta será un insumo para la posterior elaboración de la política energética por parte del Ministerio de Energía.

Propone que al menos un 70% de la matriz eléctrica al 2050, debe provenir de fuentes renovables, con énfasis en energía solar y eólica, complementadas con nuevos desarrollos hidroeléctricos con capacidad de regulación. Sin embargo, no descarta la incorporación progresiva de otras fuentes de generación renovable emergentes en el país, tales como la geotermia, biomasa y energía oceánica. Otro punto fundamental dice relación con la necesidad de avanzar en la adopción de nuevos estándares ambientales, ampliando el uso de instrumentos para encaminar las emisiones globales del sector hacia la visión deseada y de acuerdo a los compromisos internacionales del país. En cuanto a la utilización de combustibles, el Comité destaca la necesidad de avanzar en la matriz de combustibles al año 2050, señalando que la leña seguirá siendo una fuente de energía importante, relevando la urgencia de avanzar hacia su regulación, el manejo sustentable del patrimonio forestal y la incorporación de artefactos menos contaminantes y dañinos para la salud de las personas. En la visión del Comité, la energía es una condición esencial para el desarrollo, pero no solamente como un insumo o servicio para el resto de la economía, sino como un nuevo motor de desarrollo, generador de conocimientos y de bienes y servicios tecnológicos, mediante esfuerzos relevantes de innovación y de desarrollo productivo, aprovechando sus recursos energéticos y ventajas comparativas.

 A nivel de la sociedad, se propone un nuevo rol para los consumidores, instalando un concepto de cultura energética que involucra un ciudadano-consumidor mucho más activo y responsable con el desarrollo energético, donde no solo consume, gestiona y se preocupa de los impactos de la energía, sino que también puede participar en su producción.


En cuanto a la relación con las comunidades, se establece que es necesario avanzar hacia procesos participativos más robustos, dar mayor acceso a información en forma oportuna, y fortalecer a los actores locales, abordando de forma apropiada la mirada indígena en la política energética, con el directo involucramiento de los interesados y con los tiempos adecuados. El Ministerio de Energía ya inició este proceso durante 2014, a través de la Mesa Indígena, la que debe continuar, profundizarse e informar debidamente a la elaboración de la política energética.En cuanto a la pobreza energética, concepto que por primera vez se aborda en Chile en forma integral, se reconoce que superarla no es solo asegurar una mejor cobertura, sino también, fundamentalmente, velar por un costo razonable para las familias vulnerables, con el fin de satisfacer sus necesidades energéticas básicas, asegurar continuidad en el suministro y garantizar estándares mínimos de confort térmico y lumínico en los hogares.Progresos sustanciales en materia de eficiencia energética y gestión de la energía serán claves para el logro de las metas de mediano y largo plazo planteadas por el Comité. A nivel de la sociedad, se propone un nuevo rol para los consumidores, instalando un concepto de cultura energética que involucra un ciudadano-consumidor mucho más activo y responsable con el desarrollo energético, donde no solo consume, gestiona y se preocupa de los impactos de la energía, sino que también puede participar en su producción.En el ámbito de transporte se busca revertir la tendencia hacia un mayor uso de autos particulares, creando condiciones para un transporte público de calidad, opciones no motorizadas y sistemas intermodales. Para gatillar una transición hacia combustibles limpios, se establece que al 2050 el 100% de los autos nuevos, 100% del transporte público en zonas con planes de descontaminación y 100% de los vehículos de carga, serán de bajas o cero emisiones. Transversalmente, se requiere seguir avanzando hacia un nuevo rol de Estado en el ámbito energético, como garante de procesos de planificación integrada, estratégica y de largo plazo, con un rol activo en la promoción de la internalización de externalidades, la gestión territorial, la educación y formación de capacidades y la instalación de procesos de participación formales en la sociedadFinalmente, considerando que esta Hoja de Ruta es un insumo importante para la elaboración de la Política Energética al 2050 del Ministerio de Energía, se plantea la necesidad de contar con una institucionalidad formal que establezca un compromiso de Estado para el seguimiento, monitoreo y revisión periódica de la política. Para ello, este Comité formula una propuesta de seguimiento anual y una revisión participativa de la política energética cada cinco años, respaldada por equipos humanos e insumos técnicos, independientes y de alta calidad.

Lineamientos estratégicos:

ENERGIA ELECTRICA
Lineamiento 1: Promover precios competitivos como una condición esencial para el desarrollo sustentable del país, siendo una fuente de competitividad para los sectores productivos.
Lineamiento 2: Promover una política ambiciosa de eficiencia energética que reduzca en forma costo-efectiva el crecimiento de la demanda, reduciendo impactos socioambientales.
Lineamiento 3: Promover la internalización de las externalidades socioambientales de la generación eléctrica mediante mecanismos de precios u otro enfoque donde esto no resulte adecuado.
Lineamiento 4: Promover una alta penetración de Energías Renovables en la matriz eléctrica con un mínimo de 70% al 2050.
De acuerdo a los escenarios analizados, alcanzar un 70% de energías renovables al 2050 no depende de avances en gestión de la demanda y/o en la implementación de nuevas tecnologías de almacenamiento. Progresos en estos dos ámbitos tienen el potencial de transformar la matriz, habilitando una mayor penetración de energía solar y eólica, generación distribuida y microrredes, disminuyendo la necesidad por una generación flexible y margen de reserva. En el corto plazo, se deberá analizar la normativa necesaria para fomentar la gestión de demanda. Para el almacenamiento, se deberá avanzar en la normativa para su adecuada incorporación al mercado de servicios complementarios (baterías, centrales de bombeo, otros), flexibilizando la operación del sistema y proveyendo las reservas para responder a las fluctuaciones de fuentes no gestionables.
Lineamiento 5: Promover un intercambio regional eficiente sin crear dependencias energéticas.
Lineamiento 6: Promover infraestructura costo-efectiva para enfrentar situaciones críticas derivadas de fuerza mayor.

COMBUSTIBLES:
Lineamiento 7: Fomentar la participación de combustibles de bajas emisiones de GEI y contaminantes atmosféricos en la matriz energética.
Lineamiento 8: Aumentar la seguridad de aprovisionamiento, almacenamiento, transporte y distribución de combustibles.
Lineamiento 9: Promover la explotación y uso sustentable de biomasa forestal para resguardar el patrimonio natural y la salud de las personas.

RELACIÓN CON LAS COMUNIDADES:
Lineamiento 10: Asegurar que la población cuente con información masiva, oportuna y transparente, acerca del desarrollo de la infraestructura energética y los impactos que genera sobre sus comunidades.
Lineamiento 11: Asegurar el fortalecimiento de actores, organizaciones y comunidades (indígenas y no indígenas) en materia de desarrollo energético.
Lineamiento 12: Asegurar que el desarrollo energético favorezca el desarrollo local definido por las comunidades (indígenas y no indígenas), de manera coherente con la estrategia nacional y regional. Se promoverá la implementación de proyectos impulsados por comunidades interesadas en aprovechar los recursos energéticos de su territorio.
Lineamiento 13: Garantizar por parte del Estado la existencia de procesos formales de participación ciudadana en políticas, planes y proyectos, a nivel nacional, regional y local. Estos progresivamente exigirán participación temprana, informada, simétrica e incidente, y sus resultados serán de cumplimiento obligatorio para los actores involucrados, de manera coherente con la estrategia energética nacional y regional.

POBREZA ENERGÉTICA:
Lineamiento 14: Reducir la pobreza energética asegurando que los hogares cuenten con los servicios energéticos básicos que les permitan cubrir sus necesidades.
Lineamiento 15: Asegurar el acceso continuo al suministro energético a las familias vulnerables, considerando estándares y criterios de seguridad y eficiencia comunes a toda la población.
Lineamiento 16: Reducir la relación entre el ingreso y el gasto energético de las familias vulnerables.
Lineamiento 17: Alcanzar estándares de confort térmico y lumínico en las viviendas de familias vulnerables de Chile.

GESTIÓN DEL TERRITORIO:
Lineamiento 18: Integrar y dar coherencia a los intereses de los diferentes actores, sectores, instituciones y escalas territoriales (nacional, regional y local) asociados a la gestión del territorio para el desarrollo energético.
Lineamiento 19: Desarrollar un sistema de gobernanza que proporcione legitimidad social y política a la gestión territorial para el desarrollo energético.
Lineamiento 20: Integrar en la planificación del territorio urbano y rural los requerimientos para implementar sistemas de transporte y edificaciones eficientes y menos contaminantes.

USO EFICIENTE DE LA ENERGIA Y CULTURA ENERGÉTICA
Lineamiento 21: Fomentar cambios conductuales en la sociedad sobre la producción y consumo sustentables de energía.
Lineamiento 22: Desarrollar capital humano profesional y técnico para la gestión sustentable de la energía.

INDUSTRIA Y MINERÍA
Lineamiento 23: Implementar progresivamente herramientas de gestión energética validadas por entidades competentes.
Lineamiento 24: Utilizar los recursos disponibles localmente y aprovechar los potenciales energéticos en los procesos productivos.
Lineamiento 25: Reportar y gestionar las emisiones directas e indirectas y el impacto ambiental.

COMERCIAL, PÚBLICO Y RESIDENCIAL
Lineamiento 26: Edificar de manera sustentable, por medio de la incorporación de estándares de sustentabilidad en el diseño, construcción y reacondicionamiento de edificaciones, a fin de minimizar los requerimientos energéticos y las externalidades ambientales a lo largo de su ciclo de vida, alcanzando niveles adecuados de confort.
Lineamiento 27: Promover sistemas de control, gestión inteligente y generación propia que permitan avanzar hacia edificaciones con balance energético neto cero.
Lineamiento 28: Fortalecer nuevos modelos de edificación sustentable, que permitan generar nuevos mercados posicionando a Chile como ejemplo para países en proceso de desarrollo.

TRANSPORTE
Lineamiento 29: Mejorar la eficiencia energética de los modos y tecnologías de transporte.
Lineamiento 30: Fomentar el cambio modal hacia alternativas de transporte más eficientes y bajas en emisiones.
Lineamiento 31: Reducir las distancias y el número de viajes.

INNOVACIÓN Y DESARROLLO PRODUCTIVO
Lineamiento 32: Instalar una visión de largo plazo y definir una política de ciencia, tecnología e innovación en energía.
Lineamiento 33: Fortalecer la demanda por innovación y emprendimiento en energía.
Lineamiento 34: Potenciar y articular las capacidades tecnológicas del país en investigación, desarrollo e innovación en energía.

Descargue Hoja de Ruta de Energía 2050 Aquí

Leído 1623 veces

Dejar un comentario