Noticias

Lunes, 22 Junio 2015 14:04

Avances Tecnológicos

| | |

Celdas de colores de alta eficiencia, paneles solares que acumulan energía y carbón sistético que podría ser la solución para el almacenamiento.

Celdas de Colores de alta eficiencia

Un equipo de investigadores de la Universidad del Sevilla (US), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universidad de Oxford ha desarrollado un método que permite obtener celdas solares de perovskita con una alta eficiencia, a bajo costo y en diferentes colores. En un trabajo que acaba de ser publicado en la revista 'Nano Letters', los investigadores han descrito un novedoso método que integra por primera vez una estructura multicapa en la celda solar. Esto otorga color a la celda y la hace más atractiva cuando se integran en elementos arquitectónicos, ha precisado la Hispalense en una nota. Este material, conocido como perovskita, posee propiedades ópticas y electrónicas únicas y, además, su costo de fabricación es bajo, llegándose a alcanzar valores de eficiencia que sobrepasan el 20 por ciento. Si bien estas características permiten a las celdas solares de perovskita competir con tecnología fotovoltaica comercial, una desventaja a la hora de hacerlas definitivamente atractivas para su producción a nivel industrial es que la gama de colores que presentan es muy limitada. Los grupos liderados por los profesores de Investigación Hernán Míguez (CSIC) y Henry Snaith (Universidad de Oxford) han logrado superar esta limitación incorporando a la celda solar una estructura fotónica denominada cristal fotónico unidimensional. El método desarrollado es sencillo y barato y provee al dispositivo fotovoltaico de una gama de colores que cubre todo el espectro visible. Además no influye en las propiedades de la perovskita, permitiendo que se mantengan los altos valores de eficiencia de la celda solar.

Paneles solares que acumulan energía

Un equipo de investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) ha diseñado una nueva tecnología inspirada en las plantas para almacenar la energía solar durante varias semanas. En la actualidad, los paneles de silicio que se emplean habitualmente en las instalaciones solares sólo tienen la capacidad de almacenar la energía del sol durante unos microsegundos, lo que obliga a que, para poder guardar la electricidad que no va a ser utilizada en el momento, sea necesario instalar dispositivos de almacenamiento.
Para evitar este problema, un equipo de científicos de la UCLA ha desarrollado una nueva tecnología que permite acumular la energía durante semanas. El diseño de este nuevo sistema se basa en el proceso que siguen las plantas para llevar a cabo la fotosíntesis. "La biología hace un muy buen trabajo a la hora de crear energía a partir de la luz solar", afirma Sarah Tolbert, profesora de química en la UCLA y una de las autoras principales de la investigación.

Según explicas los científicos, las plantas cuentan con estructuras a nanoescala perfectamente organizadas dentro de sus células que separan cuidadosamente las cargas positivas de las negativas, y este proceso es la clave para optimizar el almacenamiento de la energía proveniente de la exposición solar.
Inspirándose en el sistema que emplea la naturaleza, estos investigadores han diseñado una estructura que permite a las células solares separar los tipos de carga y mejorar sustancialmente la retención de energía, haciendo posible que la electricidad se pueda guardar durante días o incluso semanas.
Este sistema está formado por dos componentes: un donante de electrones de polímero, que absorbe la energía del sol, y un aceptor de fullereno a nanoescala, que es quien recibe los electrones. El método organiza las cargas con precisión para almacenar la electricidad durante más tiempo.

Carbón sintético para mejorar los sistemas de almacenamiento

Los dispositivos de almacenamiento de energía constituyen un elemento esencial en el desarrollo de las energías renovables.  Conocidos como supercondensadores, estos dispositivos pueden recargarse en segundos, liberan la energía rápidamente y pueden funcionar de forma óptima en un rango mayor de temperatura que las baterías. Ahora, la empresa Xerolutions ha desarrollado un nuevo tipo de carbón sintético para emplearlo como material activo en supercondensadores. El material supera significativamente las prestaciones que ofrecen las versiones comerciales de estos dispositivos, hasta el punto de duplicar la densidad de potencia y energía conseguidas hasta el momento.
Fuente: http://www.ecoticias.com/

Leído 871 veces

Dejar un comentario

Buscador de noticias

Noticias Destacadas