Noticias

Lunes, 27 Octubre 2014 22:31

Columna del Presidente de Acesol en El Mostrador: Energía Solar, incentivos y posibilidades

El último trimestre trae importantes novedades respecto a los incentivos y posibilidades para la energía solar, tanto para generación eléctrica como para Energía Solar Térmica (agua caliente). Ambos marcos legislativos estaban pendientes y eran fundamentales para seguir desarrollando la industria solar en Chile.
 
Por Andrés Bogolasky, presidente de Acesol
 
Tras más de dos años y medio de espera tras su promulgación, el 22 de octubre entró en vigencia la ley de generación distribuida. Esta ley permite que los usuarios de sistemas de menor escala (menores a 100 KW de potencia instalada) puedan inyectar sus excedentes a la red eléctrica, recibiendo un pago por tales excedentes.
Las inyecciones que los usuarios realicen al sistema serán valorizadas al precio que las empresas de distribución traspasan a sus clientes, conforme a los precios regulados fijados por decreto. Para un cliente BT1 significa que los excedentes tendrán un valor de aproximadamente un 50% del valor, al cual compra la electricidad a la distribuidora. Este diferencial en el precio se explica por los gastos de administración, mantención y facturación de las líneas que debe realizar la compañía distribuidora. Sin embargo, el diferencial es sustancialmente mayor al proyecto original que contemplaba un descuento de un 10%.
El sistema actual puede prolongar el ‘payback’ de un sistema solar por más de 12 años en la RM. Con el proyecto original o con un sistema de “net-metering” (en el cual se “netean” consumo y generación, pagando el cliente sólo la diferencia) el payback se reduce significativamente, haciendo mucho más atractiva la inversión para los usuarios.
Si bien la nueva Ley 20.571 de Net-Billing plantea reglas claras que permitirán a usuarios residenciales, comerciales e industriales incorporar sistemas fotovoltaicos, consideramos que hacen falta incentivos más potentes para acelerar el desarrollo de la industria solar. Como Acesol estamos convencidos de los beneficios que traería al país que tuviésemos un Net-Metering, similar a los modelos exitosos de California, México o Alemania entre muchos otros. Adicionalmente, un sistema de créditos blandos para Pymes y personas naturales podría generar un gran impacto para convertir a Chile en una potencia de autogeneración solar.
Para instruirse en detalles técnicos sobre cómo utilizar la Ley de Net-Billing y en qué fijarse al instalar un panel solar, Acesol ha realizado una guía para el usuario en su página web.
Otra de las novedades del último trimestre en relación a la energía solar, tiene relación con el agua caliente gratis. El 30 de septiembre ingresó a la Cámara de Diputados el proyecto que perfecciona la Ley 20.365. Esta ley implica un aporte fiscal para la instalación de sistemas solares térmicos para viviendas bajo UF 3000. Esta ley funcionó hasta diciembre de 2013 y benefició a más de 37.000 familias, principalmente en el segmento de viviendas entre UF 1.000 y UF 2.000.
Se espera que esta nueva versión  de la ley rija a partir del 1 de enero de 2015 y hasta el 31 de diciembre de 2019, y que incluya dos herramientas. La primera es una franquicia tributaria similar a la versión anterior de la ley, aunque con algunas modificaciones para focalizar de mejor modo la inversión fiscal. La segunda, un subsidio focalizado en viviendas sociales, segmento que no tuvo gran participación en el beneficio con la ley previa.
La franquicia tributaria se entregará a través de las empresas constructoras y pone gran énfasis en los primeros dos años de funcionamiento (los aportes se reducen de manera considerable a partir del tercer año). Una novedad muy importante es la obligatoriedad de que exista un contrato de mantención por 5 años por parte del proveedor solar, de modo de garantizar el correcto funcionamiento del sistema.
El subsidio se focaliza en viviendas sociales y se entrega como un aporte directo. Es crucial que el monto que se defina por vivienda permita cubrir los costos de instalación y mantención del sistema (también exige contrato de mantención por 5 años), con un estándar técnico que garantice el correcto funcionamiento de los sistemas solares en el tiempo.  
En conclusión, consideramos que el nuevo marco regulatorio proporcionará reglas claras para colaborar con el desarrollo de la energía solar en Chile. Pero, como Asociación enfocada en este desarrollo, consideramos que hacen falta elementos más potentes para poder propiciar y acelerar su despegue definitivo. 
 
Leído 2563 veces

Dejar un comentario