Noticias

Viernes, 23 Septiembre 2016 19:27

Nuevo estudio muestra que energía solar contribuye a bajar la temperatura del planeta

| | |

Un grupo de trabajo de REC ha terminado un estudio exhaustivo que demuestra que la energía solar puede contribuir significativamente a limitar el aumento de la temperatura del planeta. No obstante, el estudio demuestra claramente que en muchos países hay un déficit entre los compromisos relacionados con las energías renovables y los objetivos de reducción de emisiones. El aumento de la producción solar global necesaria en 2025 podría ser hasta nueve veces superior a lo que indican las previsiones actuales.

En un importante estudio, REC, uno de los principales proveedores internacionales de soluciones de energía solar, destaca el potencial de la energía solar para disminuir la brecha de las emisiones de CO2. Los cálculos de REC demuestran claramente que la energía solar puede contribuir decisivamente a lograr los objetivos de la COP21 establecidos durante la conferencia sobre el cambio climático de la ONU celebrada en París en diciembre del año pasado.

No obstante, para poder cerrar la brecha de las emisiones en 2025 y evitar una aceleración del impacto del cambio climático, el potencial aumento de la capacidad solar debería ser bastante mayor de lo que los analistas del sector predicen hoy. Esa diferencia sobre la previsión actual de la capacidad solar nueva acumulada hasta 2025, podría ser hasta 4,8 terawatts superior. El estudio completo se presentó por primera vez en la conferencia Intersolar Europe de Múnich, la muestra más importante del mundo sobre energía solar. El estudio incluye diferentes hipótesis globales, así como análisis individuales de los países que más emiten como India, Japón, EE UU y Alemania, pero también destaca la posible contribución de pequeños emisores como los Países Bajos y Bélgica (el estudio completo se puede descargar en el sitio web de REC: www.recgroup.com

El resultado del estudio de REC, uno de los primeros a nivel mundial en calcular el impacto específico de la COP21 en el sector de la energía solar, se ha publicado en un momento oportuno para que los esfuerzos globales se dirijan a la reducción de las emisiones. Las administraciones públicas están definiendo los programas y objetivos para seguir adelante con el hito marcado por la convención de París sobre el cambio climático y prepararse para la 22ª conferencia (COP22) que se celebrará hacia finales de este año. En la COP22, las administraciones públicas tienen como objetivo acordar el reglamento del acuerdo de París, definiendo los pasos concretos para que el acuerdo sea vinculante. Para cumplir los objetivos acordados en París, tendrá que producirse una reducción rápida y sustancial de las emisiones de gases de efecto invernadero en las próximas décadas.

Una de las áreas claves analizadas en el estudio de REC es el déficit en muchos países entre los compromisos relacionados con las energías renovables y los objetivos de reducción de emisiones. Para cumplir el objetivo de la COP21 de mantener el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5 °C, el sector energético alemán, por ejemplo, tendrá que reducir las emisiones en 1,152 Gt hasta 2025, el equivalente a retirar 50 millones de coches de las carreteras. El grupo de trabajo de REC ha calculado que Alemania tendrá que eliminar prácticamente todo el carbón, que actualmente produce el 45% del mix de electricidad, para cerrar la brecha de las emisiones en 2025. Para sustituir el carbón y a la vez cumplir su compromiso de abandonar la energía nuclear, Alemania tendrá que añadir una media de 8 GW de capacidad solar cada año por encima de la previsión actual.

De hecho, el carbón es un problema en todos los países investigados por REC. En el caso de India, por ejemplo, aunque per cápita tiene un consumo eléctrico menor, debido a que el carbón constituye el 73% de su mix de electricidad, India es el cuarto gran emisor a nivel mundial. De aquí a 2025, este país emergente necesitará añadir a la previsión actual, instalaciones solares acumulativas que generen 374 GW. Los Países Bajos, cuyo porcentaje de participación en las emisiones globales de CO2 es de solo el 0,4 %, es el quinto país de Europa con peores registros en el índice de desempeño ambiental de 2015, siendo el aumento del uso del carbón la principal razón de su puesto en el ranking. El estudio de REC calcula que un gran aumento de la energía solar y eólica (con una capacidad solar acumulada adicional de 14 GW, menos del doble de la previsión actual) harán que se pueda prescindir completamente del carbón a partir de 2023.

Fuente: Interempresas.net

Leído 1388 veces

Dejar un comentario

Buscador de noticias

Noticias Destacadas