Noticias

Lunes, 18 Enero 2016 20:33

Brasil presenta programa de incentivos a la generación distribuida

| | |

Incluye estímulos fiscales para las instalaciones, contempla estudiar la venta de excedentes en el mercado libre y pone a disposición sistemas de financiamiento.


El gobierno brasileño ha presentado un programa nacional de incentivos para las instalaciones de energías renovables de generación distribuida que, sin duda, ayudará a dar un fuerte impulso a la energía fotovoltaica. El programa ProGD abarca un gran abanico de medidas como incentivos fiscales y ampliación de líneas de crédito.

Con este programa se prevén inversiones por 100.000 millones de reales brasileños (US $25.000 millones) hasta 2030. Las estimaciones del Ministerio de Energía y Minas apuntan a 23,5 gigavatios en instalaciones de energías renovables de generación distribuida, principalmente fotovoltaicas hasta ese año. En la actualidad, la potencia acumulada en el segmento se sitúa en cerca de 15 megavatios.

El programa también contempla que se analicen mecanismos para la venta del excedente en el mercado libre. En la actualidad, las instalaciones bajo el esquema de medición neta pueden intercambiar el excedente por créditos pero no comercializar el excedente en el mercado libre.

Otros estímulos del programa son de índole fiscal. En este ámbito se introduce una reducción del 14% al 2% en el impuesto a la importación de equipos para instalaciones fotovoltaicas hasta finales del año próximo.

También se introducen importantes exenciones impositivas sobre parte de la electricidad de los prosumidores. En concreto, se aplicarán los impuestos ICMS y PIS/Cofins solamente sobre la electricidad recibida de la distribuidora y no compensada.

El gobierno quiere crear y ampliar líneas de crédito para instalaciones de energía renovables de generación distribuida con el programa, que contará con financiamiento a tipos bajos  del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

El programa es parte de los esfuerzos del gobierno brasileño de reducir sus emisiones de CO2. Brasil se ha propuesto disminuir sus emisiones, en relación a los niveles del año 2005, en 37% hasta 2025 y en un 43% hasta 2023.

Fuente: el periodico de la energia

Leído 951 veces

Dejar un comentario